Pedidos:

679 554 194

House

0 productos
0

Bolas chinas: ¿Cómo se usan?


Bolas chinas:
Capítulo I: ¿Por qué usar bolas chinas?
– Capítulo II: ¿Cómo se usan?
Capítulo III: ¿Qué modelo escoger?
——————–  0000000  ——————–

 

Limpieza y mantenimiento

Antes de usarlas por primera vez es importante lavarlas bien con agua y jabón neutro. Si quieres puedes esterilizarlas hirviéndolas durante 5 ó 10 minutos, aunque no es absolutamente necesario.

En los sucesivos usos aconsejamos su limpieza antes y después de cada uso , la higiene en estos productos tan íntimos es super importante, por lo que nuestras manos también deberán estar limpias.

Tan importante como lavarlas bien es secarlas correctamente, puedes dejarlas secar al aire o usar un paño preferiblemente de algodón o alguna toallita que no deje residuos. Por último, guárdalas en una bolsita o funda de tela que las aisle de la posible suciedad exterior.

Otro de los consejos que siempre damos para la utilización de las bolas chinas es usar un poco de lubricante, para que sea más sencilla su introducción. El lubricante hace más fácil su inserción pero ten en cuenta que si tu suelo pélvico es demasiado débil y no logras retener bien las bolas, también hará que se salgan con mayor facilidad.

Uso de las bolas chinas

Bueno, pues una vez visto cómo limpiarlas y guardarlas vamos al lío! Ya veréis que aunque a primera vista nos puedan parecer muy grandes no tendréis ningún problema con el tamaño, ya que su uso es muy sencillo…

Lo importante, como todo lo relacionado con el sexo, es estar tranquila y relajada, ya que si estás tensa o nerviosa tus músculas se tensarán, por lo que relájate, siéntete cómoda y ya estamos listas para comenzar…

Simplemente coloca un poco de lubricante (base de agua) en la entrada vaginal o en la punta de la primera la bola e introdúcela en la vagina en una postura que te resulte cómoda, ya sea tumbada en la cama boca arriba o sentada sobre el inodoro con las piernas ligeramente separadas, aunque aquellas más habilidosas con las bolas chinas pueden hacerlo incluso de pie, aunque tranquilas!!! que se introducen sin ningún problema.

Así que introduce suavemente la esfera o las esferas dentro de la vagina y asegúrate que el cordón de extracción queda por fuera de la vagina como si fuera un tampón.

Una vez introducidas ponte en pie y camina, la gravedad hará el resto! Las bolas tienden a caer y nuestros músculos vaginales se contraerán para evitarlo. Dentro de cada bola hay otra bola más pequeña que le añade peso y que produce una vibración cuando estamos en movimiento. Esta vibración hace que nuestros músculos puboccocígeos se activen y trabajen, además de activar la circulación sanguínea.

¿A qué no ha sido tan difícil? Pues primer ejercicio hecho, ya que de esta forma ya estamos ejercitando nuestro suelo pélvico. Así que sal a caminar con ellas, pasea al perro o ven a visitarnos a Pussycat, ya que de esta forma estarás ejercitando la musculatura de tu suelo pélvico, realizando un trabajo muy similar a los denominados ejercicios de Kegel. No hace falta que hagas ningún tipo de esfuerzo extra, ni mucho menos correr con ellas o jugar al paddle!

¡No puedo retener las bolas chinas!

Aquellas mujeres que no puedan retener las bolas no os preocupéis! Simplemente tenéis los músculos de vuestro suelo pélvico demasiado flojitos (u os habéis comprado unas bolitas chinas demasiado pequeñas o pesadas) pero tranquilas simplemente tendréis que empezar con unos ejercicios Kegel (con o sin bolas) o realizar un ejercicio muy sencillo con las bolas pero tumbadas en la cama.

Un ejercicio sencillo es tumbarse boca arriba, introducir la bola china y tirar con una mano del cordel de extracción, vosotras con vuestra musculatura deberéis impedir que se salgan, así que id midiendo vuestra fuerza . Con este simple ejercicio rápidamente fortaleceréis el músculo por lo que a las pocas semanas ya podréis sostenerlas de pie.

Unos ejercicios Kegel con nuestras bolas chinas

Si con el uso de las bolas chinas mejoramos la tonicidad de nuestros músculos de suelo pélvico con estos ejercicios Kegel aumentaremos también la fuerza, así que para las más aplicadas les sugerimos realizar esta rutina de ejercicios Kegel.

¿Cuánto tiempo he de usarlas?

Como cualquier otro ejercio es recomendable empezar de forma progresiva, comenzar con poco peso y poco tiempo e ir aumentando tiempos y pesos a medida que pasan las semanas.

Así que en cuanto a tiempos lo mejor es comenzar con 10-15 minutos diarios las primeras dos semanas e ir añadiendo 5 minutos más cada semana hasta llegar a un máximo de 30-40 minutos. Si notaís molestias no os preocupéis pueden ser agujetas y sí! ahí también tenemos agujetas, por lo que dejad descansar el músculo un par de días y vuelta a la carga. Ojo, una cosas son molestias y otra dolor, si te provocan dolor retíralas de inmediato y acude a un especialista.

Frecuencia: Podemos utilizarlas todos o casi todos los días durante 3 ó 4 meses y luego ya no las necesitaremos en mucho tiempo.Aunque es importante hacer recordatorios para mantener nuestro suelo pélvico en forma.

No te olvides de acudir a un profesional si tienes cualquier duda, tu ginecólog@ puede ayudarte aunque creemos que para un tratamiento más completo y específico de tu musculatura pélvica lo ideal es acudir a un/a fisioterapeuta de suelo pélvico.

Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *