Pedidos:

679 554 194

House

0 productos
0

La revolución de los succionadores


Estos famosos estimuladores de clítoris han revolucionado de tal modo el mundo de los juguetes eróticos que España lleva desde hace un mes sin existencias en sus modelos más populares

Efecto Bola de nieve

No nos queda otro remedio que volver hablar de los famosos “succionadores” de clítoris, un juguete que ha revolucionado el mundo de los sex toys, ¡¡y de qué manera!! Llevamos más de un mes con muchos de sus modelos agotados en toda España, por lo que las tiendas eróticas hemos tenido que empezar a vender aquellos modelos menos solicitados.

Succionadores de clítoris de la marca ‘Satisfyer’

Y es que estos juguetes han vivido el famoso efecto de bola nieve, creciendo su fama exponecialmente. Todo empezó con el boca-oreja, una amiga se acercaba a un sex-shop, se lo compraba, lo probaba y era tan satisfactorio el resultado que corría a decirle a su mejor amiga que se comprase uno para probarlo…

Esta mejor amiga le hizo caso, lo probó y se lo contó a otra, que también lo probó y así fue creciendo su popularidad… hasta que el fenómeno llegó a las redes sociales : influencers, instagramers, pronto empezaron a escribir sobre lo maravilloso de estos aparatos, hasta que finalmente periódicos y telediarios también empezaron a comentar el fenómeno que se estaba produciendo en torno al placer de las mujeres.

Y de repente, España se quedó sin succionadores de clítoris, o al menos de sus versiones más económicas y populares. Agotadas todas sus existencias, en todos los distribuidores, desde hace un mes.

Para ver un fenómeno similar nos tenemos que remontar a principios de siglo, con la famosa serie “Sexo en Nueva York“, cuando Charlotte popularizó los famosos rabbits con rotación, y las tiendas se vieron desbordada por clientas que demandaban el juguetito de la serie.

Las chicas de ‘Sexo en Nueva York’ hablando de vibradores.

Breve guía de los succionadores de clítoris

Si aún no lo has probado o no sabes ni siquiera de lo que estamos hablando te explicamos cómo funciona. Lo primero de todo es decirte que no te asustes por su nombre, aunque se llamen succionadores de clítoris, no succionan. Pero tampoco emiten una vibración como otros estimuladores de clítoris… Es un efecto intermedio, como un ligero golpeteo, y es que el juguete emite unas pequeñas pulsaciones de sonido que estimulan TODO el clítoris, no sólo la punta (la parte visible), sino todo el órgano.

Debido a su éxito, ahora todas las casas de juguetería erótica están sacando su propia versión de succionador, aunque no todos sean iguales, en cuanto a forma y función. Para usarlos correctamente hay que abrir un poco los labios e introducir el clítoris ligeramente en la apertura redondeada que tiene el juguete. A partir de aquí cada mujer experimentará una sensación distinta.

¿Qué tiene de revolucionario?

Cuando decimos que este juguete ha provocado toda una revolución, no sólo nos referimos a su número de ventas o a los fabulosos orgasmos que puede llegar a ocasionar… sino ¡¡y lo que es realmente maravilloso!! es que ha logrado cambiar abrir camino e ir cambiando algunos de los paradigmas acerca de la sexualidad de la mujer que tan arraigados estaban.

Hablar de sexo ya no es sólo cosas de hombres

La auténtica revolución de este juguete es que las mujeres han empezado a hablar de su sexualidad, de su placer, de juguetes sexuales, sin ningún reparo. Las sensaciones que ha aportado este juguete ha hecho que muchas mujeres no se hayan podido guardar el secreto y lo compartan con sus amigas, sus compañeras de trabajo.

Ahora es normal que en torno a una charla con café entre amigas o compañeras alguna se lance y diga: ¿A qué no sabéis que me he comprado?

El clítoris es el protagonista del placer de la mujer

Clítoris en 3D

La primera revolución que ha supuesto es que las mujeres (y los hombres también) se conciencien de que el clítoris es el principal órgano de placer de la mujer. Y precisamente, este juguete se centra únicamente en estimular ese órgano del placer. Es un juguete que no está pensado para la penetración. Las mujeres no necesitan penetración para tener orgasmos.

Las mujeres pueden llegar al orgasmo igual de rápido que un hombre

Otro mito sexual que estos famosos succionadores han logrado derribar es ese que decía que las mujeres necesitaban mucho más tiempo que los hombres para llegar al orgasmo.

Este juguete ha demostrado que si se estimula de forma adecuada el clítoris, las mujeres pueden tardar menos que los hombres en llegar al orgasmo.

Muchas de las mujeres que lo han probado aseguran que han tardado menos de dos minutos en llegar al orgasmo gracias a este nuevo juguete. Y aquí radica uno de los éxitos de este juguete: “Rápidez y facilidad para que la mujer llegue al orgasmo“. Al no ser necesaria la penetración, no hay que dedicarle tanto tiempo a los preliminares, y sobre todo ayuda a salir de esa idea tan coitocentrista que tenemos del sexo.

El multiorgasmo ha llegado para quedarse

Otro de esos mitos sexuales que siempre hay acerca del sexo femenino es la capacidad de las mujeres para ser multiorgásmicas. Y es que en cualquier conversación de sexo entre amigas nunca faltará la multiorgásmica. Pues que sepas que todas las mujeres potencialmente son multiorgásmiscas, aunque para ello también hay que entrenar a nuestro cuerpo y nuestras sensaciones.

Los succionadores de clítoris facilitan mucho la tarea para descubrir hasta que punto eres multiorgásmica.

El tamaño no importa

Aunque llevamos años diciendo eso que el tamaño no importa. Muchas veces es una frase que cae en saco roto, especialmente entre los hombres, que siguen pensando que la mejor forma de dar placer a una mujer es a través de un pene y si es muy grande, mejor. A ver, si cuando vean llegar a su mujer con un juguetito sin nada para penetrar, y la vean gozar y llegar al orgasmo sólo a través de estimular clítoris, por fin se convencen que para el placer de la mujer el tamaño es lo de menos.

Un juguete propio del tiempo en qué vivimos

Este juguete también es un símbolo de la sociedad y el tiempo que nos ha tocado vivir.

Por un lado, simboliza algunas de las reivindicaciones propias del feminismo: como el derecho al propio placer sexual de la mujer y al conocimiento de sus cuerpos, de su sexo, de sus sensaciones, sin tapujos, ni reparos, con plena libertad. Un nuevo concepto de sexo, menos centrado en el hombre y más en la mujer.

Por otro lado, sus orgasmos rápidos y directos, también encajan a la perfección con esta sociedad de consumo acelerado. Ya no tenemos tiempo para nada, vivimos una vida estresante, de continuos cambios… Sin tiempo para nosotr@s mis@s, por lo que los orgasmos sin son rápidos, pero muy satisfactorio, pues bienvenidos sean.

Succionadores de clítoris de la marca ‘Lelo’

El placer de la mujer a debate

Por último, no podemos dejar de hablar de cómo en estos últimos años la sexualidad de la mujer se ha puesto en el centro del debate. Después de cientos de años, donde el sexo estaba configurado por y para el placer del hombre. La ciencia, la sociedad, las mujeres han dicho basta, y se han puesto manos a la obra: La ciencia, ha estudiar uno de los órganos menos conocidos del cuerpo humano: el clítoris. Las sociedad, a darle visibilidad y voz a la sexualidad de la mujer; no sólo entorno a su salud sexual, sino también a su placer. Y por último, las propias mujeres, que han tomado las riendas de su propia sexualidad, de su placer, para dirigirlo a nuevos campos donde ellas, por fin, se sientan más cómodas y libres.

Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *